cabecera
menu
Lunes, 24 de Abril de 2017
Inicio Qué es el Foro Atención al Público Contacto Enlaces Inicio inicio qué es el foro? Atención al Público Contacto Enlaces
Atrás

Ante la ley de memoria histórica



Llamazares le pide "un esfuerzo" para que la Ley de Memoria recoja este punto y la retirada de símbolos de la dictadura

europa press | 13 sep 06

Zapatero rechaza anular los juicios del franquismo porque supondría la ruptura del ordenamiento constitucional

El presidente el Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, justificó hoy la no inclusión de la anulación de los juicios sumarios del franquismo en la Ley de Memoria Histórica alegando que la Constitución de 1978 "optó por salvaguardar la seguridad jurídica" y advirtiendo de que anular esas sentencias supondría "la ruptura del ordenamiento constitucional". Así, dejó claro que el Ejecutivo ha tomado la "decisión política" de no anular esos fallos y que lo ha hecho "con los informes jurídicos en la mano".


El presidente respondía así, en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso, al coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien le pidió cuentas por haberse limitado a la reparación económica y moral de este colectivo y le reclamó un "esfuerzo" para modificar la norma también en lo que respecta a la retirada de símbolos franquistas.


Zapatero le contestó que la ley de ampliación del reconocimiento de derechos a personas que sufrieron como consecuencia de la Guerra Civil y la dictadura es "heredera de la Transición", una etapa a la que el PCE, subrayó, contribuyó "de manera decisiva".


Recalcó, asimismo, que la norma es heredera de "los valores democráticos y constitucionales" y que precisamente por ello "el reconocimiento del sufrimiento, el olvido y la injusticia de las personas que parecieron durante la guerra y la dictadura se hace en los términos constitucionalmente adecuados".


En este sentido, explicó que una "revisión jurídica" del franquismo supondría "una ruptura del ordenamiento constitucional y jurídico", tal y como lo ha interpretado el Tribunal Constitucional, y que por este motivo el Gobierno ha optado por hacer a las víctimas un "reconocimiento solemne en la más alta institución que representa a los ciudadanos", en referencia al Congreso, donde se creará una comisión específica para tramitar la ley.


UNA LEY PARA QUE TODOS DISFRUTEN "LA PAZ"


Además, destacó que el objetivo del texto que el Gobierno ha remitido a las Cortes es que todas las personas "a las se olvidó" tengan, junto con sus familias, "el adecuado reconocimiento moral, histórico y económico". "Es una ley heredera del espíritu de concordia, es una ley para la paz, para que la paz llegue a todas las familias y a todas las personas que aún no han podido disfrutar de ella como consecuencia de la dictadura y a pesar de los muchos esfuerzos que se han hecho desde la Transición".


Por su parte, Llamazares insistió en que "todas las víctimas, las del terrorismo, y también las del franquismo, tienen derecho a la memoria, la dignidad y la Justicia". Subrayó que las víctimas de la dictadura aportaron "un esfuerzo ímprobo a la reconciliación" pero sin embargo "no tienen memoria, no han recibido justicia y no han visto reconocida su dignidad".


"LA JURISPRUDENCIA NO ES LA IMPUNIDAD"


Tras asegurar que nadie pone en duda que la ley nace de la "reconciliación democrática", Llamazares incidió en la necesidad de "avanzar mucho más" en lo que se refiere a la justicia para las víctimas. En este punto, hizo hincapié en que "la jurisprudencia no es la impunidad del franquismo", sino que el franquismo era "ilegítimo" porque nació del golpe contra el régimen legítimo de la República, una tesis que, destacó, comparten varios juristas.


También apuntó que la justicia del régimen no era tal, ya que estaba basada "en hechos administrativos sin ninguna garantía" y recalcó a Zapatero que la Constitución no dice "nada" de que "la defensa de la dignidad humana y por tanto de todos los derechos no acoja, tanto a los hoy viven en nuestro país como a los que lo hicieron en otro momento".


En la misma línea, pidió al presidente del Gobierno que se ordene por ley la retirada de todos los símbolos franquistas que quedan en España, "no sólo por la memoria, sino por la dignidad democrática de nuestro país".


En su segundo turno, Zapatero dijo compartir la "ilegitimidad" del golpe de Estado de 1936, pero insistió en que lo se que va a hacer es reconocer las víctimas "desde la perspectiva del espíritu de la memoria y la concordia".




Foro por la Memoria / asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es / www.foroporlamemoria.es
© Todos los derechos reservados. 2006 - Foro por la Memoria
Resolución mínima recomendada de 800x600 px.