cabecera
menu
Lunes, 27 de Marzo de 2017
Inicio Qué es el Foro Atención al Público Contacto Enlaces Inicio inicio qué es el foro? Atención al Público Contacto Enlaces
Atrás

Foro por la Memoria exhuma tres victimas del franquismo en Cincovillas



Recuperando la Memoria

Patricia Rivera/ La Tribuna de Guadalajara | 31 oct 06

La exhumación de tres cadáveres en la carretera comarcal que lleva a Cincovillas cierra el último capítulo de la vida de Higinio, Felisa y Gregorio, ejecutados, según los testimonios, durante la Guerra Civil

¿Cuántas personas perecieron asesinadas durante la Guerra Civil y el Franquismo? ¿Cuántos cadáveres permanecen enterrados en cunetas de carreteras o junto a caminos, cuántas historias sesgadas? Hoy, 70 años después del inicio de estas tragedias, son muchas las familias que desconocen el paradero de los suyos, porqué fueron acusados y ejecutados o dónde se encuentran sus restos son algunas de sus preguntas; preguntas aún por resolver. «El afamado escritor, Julián Casanova, profesor de la Universidad de Zaragoza, estima que más de 45.000 personas permanecen en fosas comunes», explica May Sánchez, vicepresidenta del Foro por la Memoria, una entidad que busca recuperar esa memoria perdida de la guerra, los relatos y vivencias individualizadas de aquellos que sufrieron la peor parte del pasado de España.

Entre este maremágnum de historias, Guadalajara es estos días testigo de una: la del asesinato de tres vecinos del pueblo Cendejas del Padrastro, Higinio García, su esposa Felisa Moreno (embarazada de siete meses) y el hermano de ésta Gregorio Moreno. Y es que anteayer, un equipo del Foro por la Memoria exhumaba los restos de tres personas en una cuneta de la carretera comarcal CM-101 (Jadraque-Cincovillas), concretamente en el kilómetro 85,700 de la citada vía. Restos que, según todos los indicios, pertenecen a estos tres guadalajareños que el 20 de marzo de 1937 eran ejecutados por los falangistas tras ser «acusados de comunistas», nos cuenta la vicepresidenta del Foro. Al menos, así los atestiguan los relatos orales conservados durante siete décadas en el recuerdo de sus familiares y de los vecinos de Cincovillas, localidad que se encargó de enterrar a las víctimas.

Este hallazgo es la recompensa a un arduo trabajo que se iniciaba en marzo del 2006, cuando Mari García, nieta de Higinio y Felisa, se ponía en contacto con el Foro con el objetivo de descubrir al fin la verdad, el último capítulo de la vida de sus abuelos. Posteriormente, el Foro por la Memoria iniciaba, a través de un equipo multidisciplinar (arqueólogos, historiadores, abogados, psicólogos y documentalistas), una minuciosa investigación, recogiendo todos y cada uno de los testimonios de aquellos que con su memoria han puesto palabra a los últimos días de Higinio, Felisa y Gregorio. Gracias a ellos, el Foro pudo realizar un informe arqueológico y otro histórico, que confirmasen los hechos y la ubicación de la fosa.

El siguiente paso fue el de presentar una denuncia en el juzgado de Sigüenza para «notificar que en ese lugar podría haber una fosa de la Guerra Civil», apunta May. Las cuestiones legales son fundamentales a la hora de llevar a cabo exhumaciones o reconstruir el pasado. No en vano, son los juzgados los que se encargan de levantar los atestados una vez son encontrados los cuerpos, «oficializando judicialmente el hallazgo para que no se pierda»; así como de llevar a cabo las diligencias pertinentes, como las búsqueda de responsables, que «en este caso concreto no se han encontrado», especifica Virginia Díaz, abogada del Foro.

Finalmente, la petición de búsqueda de los cadáveres recibía respuesta gracias a Paco García, diputado provincial de Cultura en Guadalajara, quien aprobó una subvención para poder llevar a cabo los trabajos. El sábado a primera hora de la mañana un equipo de 25 personas, dirigidos por un grupo de arqueólogos, comenzaba las tareas de excavación. Tras varias horas de prospecciones la emoción embargaba a familiares, testigos y miembros del Foro, alguien había encontrado un hueso.

Estos trabajos han permitido delimitar la zona, iniciándose un minucioso trabajo de desenterramiento que gracias a la ciencia, concretamente a la arqueología, contará lo sucedido ese fatídico 20 de marzo de 1937. «Estamos reconstruyendo una historia, lo que tenemos que hacer a partir de los restos. Cualquier indicio que perdamos ahora es una parte de historia perdida para siempre», comenta el arqueólogo Miguel Contreras. Por ello, es fundamental recopilar todos los restos sin deteriorarlos (huesos, ropa, metales, balas), etiquetarlos y fotografiarlos cuando sea necesario.

Por el momento, tibias, peronés, botones, molares o albarcas son los restos encontrados en el emplazamiento que, debido a su características (terreno arcilloso y una fosa no cuida), ha conservado los cadáveres, aunque eso sí en muy mal estado, apunta Contreras. Una vez exhumados todos los restos, éstos «se presentarán en el juzgado para que quede constancia de que estas personas ha sido asesinadas», señala May Sánchez.

Asimismo, se llevarán a cabo las pertinentes pruebas de ADN que confirmen que, efectivamente, los cuerpos hallados son los de Higinio, Felisa, Gregorio.



Foro por la Memoria / asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es / www.foroporlamemoria.es
© Todos los derechos reservados. 2006 - Foro por la Memoria
Resolución mínima recomendada de 800x600 px.