cabecera
menu
Miércoles, 26 de Abril de 2017
Inicio Qué es el Foro Atención al Público Contacto Enlaces Inicio inicio qué es el foro? Atención al Público Contacto Enlaces
Atrás



«De ideas extremistas y perjudicial para esta villa»
Izquierda Unida denuncia que la Guardia Civil quema fichas que demuestran el seguimiento a 'rojos' incluso en 1979

Agustín Yanel | El Mundo | 03 abr 06


MADRID.- «Este individuo dado [sic] su corta edad no se distinguió en actividad alguna de cualquier orden; observa buena conducta moral, pública y privada, merece buen concepto entre sus convecinos, carece de antecedentes penales y político-sociales en los ficheros de este servicio».

El «individuo» es un hombre que nació en 1942 en Salar (Granada).Los «ficheros» que se citan en esa nota son los del cuartel de la Guardia Civil de esa localidad.

A nadie sorprendería esta nota si hubiera sido escrita tras la Guerra Civil, porque entonces era habitual la vigilancia y seguimiento de los rojos y de cualquiera que pensara de manera distinta al régimen instaurado por Franco. Pero esta ficha fue escrita el 30 de septiembre de 1979, cuatro años después de morir el dictador y ya con la Constitución aprobada y en democracia.

Esta es una de las fichas que se han podido salvar de las llamas.Otras, muchos miles, han sido quemadas porque alguien de la Guardia Civil de Salar lo ordenó.

Hace un mes comenzaron en Salar los trabajos que emplean a personas en paro -según un acuerdo de la Junta de Andalucía con los ayuntamientos-, entre los que se incluyó la limpieza del cuartel. El día 7, un guardia dijo a las personas contratadas para esa tarea que limpiaran una habitación llena de cajas y baúles viejos; después les mandó quemar los documentos que había allí.

Algunos trabajadores se percataron de que esas fichas se referían a personas de Salar, entre ellas a familiares suyos. Los tres concejales de Izquierda Unida en ese Ayuntamiento se enteraron del asunto y empezaron a actuar. La teniente de alcalde acudió al cuartel, preguntó qué quemaban y por qué, y le dijeron que eran «órdenes de arriba».

En la subdelegación del Gobierno negaron que se hubiera ordenado destruir las fichas. Pero lo cierto es que, durante cinco días, numerosas cajas con documentos fueron quemadas.

Entre el material que fue pasto de las llamas había documentos sobre guerrilleros antifranquistas -el maquis-. Miembros de IU y del Foro por la Memoria acudieron al vertedero municipal, para ver si podían recuperar algún material, y allí encontraron una caja grande con fichas quemadas, algunas chamuscadas sólo en parte y otras sin ningún daño. Recuperaron una parte de ellas.

Una de las fichas se refiere a «una individua» cuya «conducta privada se ignora». Añade: «En lo moral mala por el ambiente en que vivía y en la pública también mala por haberse comprobado que lavaba la ropa y cobraba de los bandoleros, es de ideas extremistas siendo perjudicial su estancia en esta villa por hacer ostentación de sus ideas» [sic].

Esa mujer, con dos hermanos y un tío que eran guerrilleros, había sido detenida el 30 de noviembre de 1950 «por colaboración con los bandoleros». También estaban detenidos su marido y su padre.

En otra ficha, firmada el 30 de septiembre de 1975 -dos meses antes de la muerte de Franco-, la Guardia Civil de Salar informaba sobre un hombre que tenía buena conducta en todos los sentidos, pero también hacía constar que sus padres eran simpatizantes y votantes de la izquierda, «marchándose a la zona roja, donde permanecieron toda la cruzada». Es decir, que 36 años después de la guerra aún había cuarteles donde la denominaban cruzada.

En otra ficha, del 20 de febrero de 1963 -24 años después de la Guerra-, se facilitan los antecedentes de un hombre y se concretan en tres etapas: «antes», «durante» y «después del G. M. N [referencia a la denominación franquista de Glorioso Alzamiento Nacional]».De él se afirma que observa «muy buena conducta moral y privada», que «vive en armonía con los padres y cinco hermanos más» y que «practica la religión católica en grado medio». Pero, como era habitual, en la ficha también se hace una referencia a sus padres: aunque de buena conducta, eran «simpatizantes de los partidos de las izquierdas».

La ficha termina con una «clasificación social», en este caso «buena», y con una «calificación política» que no se especifica.

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, se puso en contacto con el ministro del Interior para que se aclare lo que ha ocurrido.

El jueves pasado, el coordinador provincial de IU de Granada, Pedro Vaquero, entregó al subdelegado del Gobierno una cuarentena de fichas que sus compañeros de Salar habían recuperado del vertedero.

Previamente hicieron fotocopias compulsadas de todas ellas para remitirlas al archivo del Partido Comunista de España en Madrid.Vaquero lamentó que se hayan perdido documentos muy valiosos, pues durante cinco días quemaron papeles de ese cuartel.


Foro por la Memoria / asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es / www.foroporlamemoria.es
© Todos los derechos reservados. 2006 - Foro por la Memoria
Resolución mínima recomendada de 800x600 px.