cabecera
menu
Domingo, 25 de Junio de 2017
Inicio Qué es el Foro Atención al Público Contacto Enlaces Inicio inicio qué es el foro? Atención al Público Contacto Enlaces
Inicio > Foro por la memoria de Ávila > Crónica del homenaje a Miguel Hernández Atrás

Crónica del homenaje a Miguel Hernández

10 abr 10 |







Crónica del homenaje en el aniversario de la muerte del poeta: Por la Memoria, por Miguel Hernández Casi setenta años después de su muerte tratan de echar barro sobre la memoria del poeta, desdibujándola. Bajo los herederos del franquismo, no habrá ni justicia, ni memoria, ni reparación.

Este domingo, 28 de marzo, diversas organizaciones (Ateneo Socio-Cultural "Viento del Pueblo" de Orihuela, COAMHI, Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante, Esquerra Unida, PCPV, Foro Social de Orihuela, la Asociación Foro por la Memoria, JCE (m-l), Joves Socialistes del Pais Valencià, MUP-Republicanos, PCE (m-l), PCPE, Plataforma de Ciudadanos por la República y la Fundación Domingo Malagón) acudimos al cementerio de Alicante para celebrar un acto de homenaje a los muertos republicanos y para recorar el aniversario de la muerte de Miguel Hernández. Más de un centenar de personas nos reunimos ante la tumba del poeta en el cementerio municipal de Alicante para recordarle, cuando se cumplen 68 años de su muerte en el antiguo reformatorio de adultos de la ciudad.

Ante la tumba del poeta republicano y comunista, del poeta del pueblo, se recitaron sus poesías, se leyeron manifiestos en su memoria y se reivindicó la República.

Palabras leídas ante la tumba de Miguel en Alicante, en el homenaje celebrado a 68 años de su muerte

Casi setenta años después de su muerte, después de haberlo asesinado, la derecha trata de echar barro e ignominia sobre el nombre de Miguel Hernández. Nos enseñan la figura inofensiva del poeta pastor, se borra la memoria del luchador republicano, comunista, e incluso algún indeseable se permite vendernos un Miguel conservador, en lugar del antifranquista que fue: precisamente por serlo, lo mataron.

Con ello, los franquistas y sus herederos han matado dos veces a Miguel, a quien vejan una vez más con la pretensión de situar al Borbón como patrono del centenario del poeta. Pero no es este el único asesinato que los franquistas y sus aliados de todos los colores están perpetrando en estos tiempos: parece una ironía, MH, Miguel Hernández y Memoria Histórica, atropellados ambos social, institucional, jurídicamente.

¿Cómo entender todas esas tergiversaciones sobre Miguel, contra Miguel, si no es con el nuevo tinglado -fallido- que ha supuesto la Ley de Memoria Histórica? ¿Cómo entender este último asesinato del franquismo, sin tener en cuenta que esta Ley ha reafirmado la impunidad que ya blindó la Ley de Amnistía de 1977? ¿Cómo entender la falta de memoria, si olvidamos que a los cuarenta años del silencio de los cementerios del franquismo, han seguido otros treinta impuestos por el pacto de silencio de la Transición, rematados por la renuncia del Estado a trabajar por la Verdad, la Justicia y la Reparación para las víctimas del franquismo, tal y como exigen las leyes internacionales y el sentido común mismo?

Se propone ahora una Iniciativa Legislativa Popular sobre la memoria:

Una iniciativa auspiciada por los mismos que nos vendieron las bondades de la Ley de Memoria Histórica, una vez reconocido su sonoro fracaso a la hora de colmar las aspiraciones de los pueblos de España. Una iniciativa que podrá movilizar, ilusionar, pero que conducirá a nuevas frustraciones porque el régimen del 78, el sistema borbónico, nunca acabará con la impunidad del franquismo, jamás someterá a los asesinos al juicio de los tribunales y de la historia; ahí está el ejemplo de esa “justicia” que se pone, una vez más en estos días, al servicio de los fascistas. Y una cosa más: cuidemos las palabras. Todos sabemos que en España se ejecutó un genocidio contra los republicanos, pero a nadie se ha juzgado aún por tal delito. Al franquismo hay que llevarlo a los tribunales, sí; pero por sus crímenes contra la Humanidad, por el mismo motivo que se sentaron en el banquillo de Nuremberg los nazis, los fieles aliados del asesino Franco*.

Ahora bien, lo sucedido no hace sino confirmar lo que los republicanos ya venimos diciendo desde hace muchos años: bajo la monarquía, bajo los herederos del franquismo, no habrá ni justicia, ni memoria, ni reparación. Es por ello que debemos trabajar -y a ello os invitamos en nombre de todos los convocantes-, con todo nuestro empeño, con la misma imaginación y firmeza que puso Miguel, por la República: por la Tercera.

¡Viva la República!



MADRID, 29 (ANSA)- Las prácticas de apropiación de niños en el régimen franquista se hicieron a la "luz pública", fueron respaldadas por una legislación y presentadas como medidas de "protección", a diferencia de lo ocurrido en Argentina durante la dictadura militar (1976-1983), que se efectuaron de forma clandestina. "Una de las diferencias básicas con Argentina es que ahí todo ese proceso es oculto, clandestino. En cambio, aquí se hace a la luz pública y el estado se enorgullece de hacerlo, pues el discurso es que está salvando a los niños del mal", dijo el historiador Ricard Vinyes a ANSA. Otra diferencia es que, en España, "hay indicios de que pudo haber adopciones ilegales, aunque no certezas, porque la documentación no es clara", sostuvo Vinyes. En su obra "Irredentas", el historiador afirmó que "la intencionalidad política de sustracción de los hijos de encarcelados y represaliados era una evidencia misma de la propaganda del régimen". Así, citó una declaración del Patronato de la Merced en 1944: "miles de niños han sido arrancados de la miseria moral y material, miles de padres de esos niños, distanciados políticamente del nuevo estado español, se van acercando a él agradecidos a esta obra de protección". De ese modo, el estado presenta como modelo las acciones de segregación, que no hubiesen sido posibles sin la "activa" intervención de la Iglesia Católica.

Según planteó Vinyes en "Irredentas", en Argentina "las desapariciones fueron resultado de practicar la guerra sucia contra aquellos que eran considerados incómodos por el régimen, bajo el nombre global de izquierdistas". "En España no. La pérdida y desaparición fue resultado de la purificación pública del país", por lo que "la clandestinidad de las actuaciones argentinas no existió", precisó.

"Jamás hubo centros clandestinos de detención en nuestro país. Al contrario, fue el estado quien constituyó" el proceso legal y administrativo "que facilitó las desapariciones, especialmente desde la cárceles de mujeres", completó el historiador en "Irredentas". Después de 34 años de cometido el golpe, en Argentina siguen las investigaciones para encontrar a niños que fueron apropiados por los represores y que en muchos casos fueron entregados a otros militares o a civiles cómplices de la dictadura. GAT 29/03/2010 20:04 © Copyright ANSA. Todos los derechos reservados.


Foro por la Memoria / asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es / www.foroporlamemoria.es
© Todos los derechos reservados. 2006 - Foro por la Memoria
Resolución mínima recomendada de 800x600 px.